Los grandes Teoremas del Póquer

Las principales teorías que conocemos hoy en día sobre el póquer, han estado fuertemente influenciadas por algunos principios fundamentales, también llamados teoremas, que funcionan sobre la base de cálculos matemáticos. Existen teoremas verídicos, es decir, basados en un estudio concreto, y teoremas hipotéticos, en el seno de que no han sido comprobados más que por jugadores profesionales y que se basan sólo y exclusivamente en su propia experiencia.

EL Teorema Fundamental

Extraído de la obra Theory Of Poker escrita por David Sklansky y publicada por primera vez en 1987, este teorema es el más importante del Póquer. El teorema explicado por Sklansky es el siguiente: “Cada vez que se juega una mano de manera diferente de la que la habría jugado a la vista de las cartas de sus adversarios, ellos ganan; cada vez que juegue una mano de la misma manera que lo hubiera hecho a la vista de las cartas de sus adversarios, ellos pierden”.

Este teorema se aplica a todos los jugadores, adversarios incluidos. Aunque la proposición de Slansky da más dolor de cabeza que otra cosa, hay que resumir este teorema como sigue: en el Póquer, para ganar hay que tomar decisiones semejantes, y actuar como si viésemos las cartas de los adversarios. Excepto que, como ya sabe, hacer esto es imposible en la práctica. El teorema de Sklansky, aunque juicioso, no es aplicable prácticamente.

El Teorema de Morton

El Teorema siguiente fue enunciado por Andy Morton en 1997. Este teorema tenía como objetivo reaccionar a cierta propuesta de Mike Caro, un antiguo jugador y entrenador de póquer. “Cuando no pueda ganar el bote inmediatamente haciendo pasar a todo el mundo, no debería apostar […] Es un error apostar cuando existen varios jugadores susceptibles de seguirle, con lo cual acaba con la fuente de sus beneficios”, eso es lo que decía Mike Caro.

Esta afirmación retoma el principio de Sklansky: con una mano fuerte, no sirve de nada eliminar a sus adversarios que tienen manos mediocres. El objetivo es forzarles a jugar para conseguir la mayor cantidad de dinero posible. Excepto que Andy Morton mostró los fallos de este teorema: no funciona en los botes multi-way.

El Teorema de Zeebo

El último teorema, este de Greg "Zeebo" Lavery, un ex-jugador de póquer online, convertido en profesional tras haber conseguido transformar un depósito de 50 dólares en más de 100.000 dólares americanos. Data de 2006, y el teorema de Zeebo es el siguiente: “Ningún jugador es capaz de rechazar un Full, cualquiera que sea el momento de la apuesta ni el montante de la apuesta”.

Zeebo explica aquí que es inútil ir de farol cuando se piensa que el adversario tiene un Full. SI la situación fuera a la inversa, es decir, si el jugador fuese el que tuviera un Full, lo que le interesaría sería hacer engordar el bote y apostar masivamente ya que ese Full le hará ganar siempre, incluso si el adversario saca por azar un Rey.