Trucos para el póquer online

Incluso si es usted ya un jugador experimentado, llegan momentos en que atraviesa una mala racha. En el Póquer, los anglófonos hablan de ”downswing” cuando el jugador se atasca o pierde repetidamente, y esto a pesar de la mucha seriedad y rigor que tenga en la utilización de las estrategias que haya adoptado. Las malas rachas son desmoralizantes en los juegos de casino, no hay otra palabra para describirlas. Pero no se olvide que ahora usted es un jugador ganador. Aquí tiene cinco consejos que pueden ayudarle a recuperar la moral perdida durante una mala racha en el Póquer.

Haga pausas

Si empieza a perder demasiado y ya ha perdido la moral, sólo tiene que parar. En cuanto sienta que no tiene más ganas de jugar, deje el juego y olvide esta mala racha. Tómese el tiempo que necesite para relajarse, para descansar. Más vale que vuelva más tarde con más frescura. Tener moral es importante en el Póquer, que es una disciplina que demanda una buena mentalidad.

Permanezca objetivo

Si pierde, hay alguna razón. Puede que no sea su día. O sus adversarios demasiado fuertes. O que usted no tenga el suficiente nivel. No hay que pensar que todo es cuestión de suerte en el Póquer. Permanezca objetivo y sea capaz de evaluar sus competencias. Usted ha aprendido bastante en nuestro sitio y ya no es un novato. Usted es un jugador ganador, que ha aprendido técnicas y métodos. Usted no se la juega al azar. Esté tranquilo sabiendo que todo esto le servirá a largo plazo.

Apueste menos

Los ”downswings” hacen daño a la moral, pero también a su presupuesto. Una solución consiste simplemente en apostar menos. Fíjese un límite menor. Juegue de esta manera, lo que le permitirá eliminar el estrés ya que lo que está en juego no es tanto. Liberará sus espaldas de un peso que le incomoda y se encontrará en plena forma para retomar la sartén por el mango.

Verifique su juego

Observe más atentamente su propio juego. Tómese tiempo para la reflexión. En el Póquer, siempre nos encontramos optimistas y nos sobrevaloramos de manera natural, lo cual es normal. Las malas rachas son una ocasión para mirar nuestro juego y saber si lo podemos mejorar. Las malas rachas nos transmiten un lado frustrante que nos hace perder la cabeza y debemos evitarlo. Porque cuando perdemos la cabeza, simplemente jugamos mal.

Sea paciente

Hablamos aquí de malas fases de juego que tienen tendencia a machacar la moral. Pero al final, no son más que algo temporal. Espere un poco y sea paciente. Continúe jugando tranquilamente, porque la tormenta acabará pasando. Alégrese de tomarse su tiempo y las buenas decisiones le acabarán llevando a una fase de juego más positiva.

El mundo del póker es apasionante, que te parece conocer un poco más sobre este juego de azar a través de los artículos que te proponemos a continuación.